Translate

miércoles, 26 de marzo de 2014

HAROLD LLOYD. EL CHICO BUENO QUE NO SE ADAPTÓ AL SONORO




Si queréis pasar un buen rato con el bueno de Harold, el blog de Bigotini os facilita el siguiente enlace para ver una de sus mejores películas injustamente olvidada. Aquí está Grandma's Boy, El chico de la abuela, una pequeña joya de 1922 donde un Lloyd pletórico pone en juego todos los recursos de su comicidad basada en los gags visuales y las proezas físicas más desternillantes. Viéndola se comprende perfectamente por qué este muchacho arrasaba en las taquillas en aquellos locos años. Se trata de un humor ingenuo y fresco, sin la menor pretensión filosófica ni trascendente. Harold, como en todos sus filmes, encarna al típico jovenzuelo americano simpático que hubieran elegido como yerno todas las mamás. Al menos todas las que frecuentaban en la década de los 20 las salas de proyección.
Haced clic en el póster y que comience el festival de la risa.


Próxima entrega: Laurel y Hardy