Translate

miércoles, 9 de abril de 2014

ANTONIO ALATORRE Y EL APOGEO DEL CASTELLANO

Antonio Alatorre Chávez, nació en Jalisco en 1922. No sólo fue un escritor notable, sino el más brillante y lúcido filólogo mejicano, y uno de los principales críticos e historiadores de la literatura en lengua castellana. Fue autor de una obra monumental: Los 1001 años de la lengua española, pieza fundamental para comprender la historia y la evolución de nuestro idioma en toda su grandeza, que ha sido reeditada infinitas veces, y es desde su primera publicación, obra de referencia obligada para filólogos e hispanistas de todo el mundo. Su muerte en 2010, cuando, a pesar de su avanzada edad, se hallaba en plenitud intelectual y creativa, nos privó de una de las mayores autoridades de la filología hispánica.

Gran polígloto, Alatorre tradujo al castellano más de treinta obras del latín, francés, inglés, alemán, italiano y portugués. Ejerció la docencia y la investigación en diferentes instituciones, y editó revistas prestigiosas como Nueva Revista de Filología Hispánica, Historia Mexicana o Revista Mexicana de Literatura. Participó en Diálogos, Vuelta, Pauta, Biblioteca de México, Nexos, Paréntesis y Letras Libres. Junto a Juan Rulfo y Juan José Arreola, Alatorre fundó la revista Pan, otra referencia imprescindible de la literatura hispánica. En 2012 se editó a título póstumo su última novela y acaso la más lograda de sus obras de ficción: La Migraña, un recorrido iniciático por las edades del hombre, con un trasfondo autobiográfico.


Biblioteca Bigotini tiene el placer de poner a vuestra disposición una edición digital condensada de su obra El apogeo del castellano. Haced clic en la portada. Está tomada del original publicado en 1996 por el Fondo de Cultura Económica. Consideradlo mi modesto homenaje a ese gran hombre y gran erudito que fue Antonio Alatorre.

La maldita indiferencia algún día llevará a la humanidad al desastre… Aunque eso a mí me tiene sin cuidado.