Translate

miércoles, 16 de abril de 2014

LAUREL Y HARDY. DOS NIÑOS GRANDES



Sons of the desert, film de 1933 que en España se proyectó con el título de Compañeros de juerga, es probablemente la película donde mejor se reflejan las personalidades de Stan Laurel y Oliver Hardy. Dos tipos entrañables que juegan a vivir una aventura engañando a sus esposas. Hardy como siempre, se las da de listo, pero es quien se lleva los golpes y quien sufre las mayores desgracias. Mientras tanto, el bueno de Stanley lo sigue obediente y suele salir mejor librado. El gordo y el flaco en estado puro.
El blog de Bigotini os facilita el enlace para ver esta versión de Compañeros de juerga con un doblaje al castellano antiguo y un tanto mediocre. No importa demasiado. En realidad Laurel y Hardy eran artistas del silencio a los que accidentalmente llegó el sonido, pero que en definitiva, siguieron basando su humor en los tradicionales gags visuales de la época muda. Veréis que hay escenas enteras en las que no se pronuncia palabra y apenas interviene sonido alguno. No hace falta. Basta con la loca comicidad de la pareja.
Haced clic en el cartel de la peli y divertíos con los golpes, tropezones y bofetadas que jamás faltaron en su filmografía. Es una producción de MGM donde se nota la batuta de Hal Roach, un clásico del slapstick, a medias con el mismo Stan Laurel que siempre participó en la producción y la dirección de sus películas.

Próxima entrega: Otros géneros