Translate

martes, 9 de septiembre de 2014

HIPASO DE METAPONTO Y LOS NÚMEROS IRRACIONALES

Ippasos Metapontinos, cuyo nombre más familiar es el latinizado Hipaso de Metaponto, nació en la ciudad del mismo nombre, situada en el itálico Golfo de Tarento, región que se conocía como la Magna Grecia. Desconocemos las fechas precisas de su nacimiento y de su muerte, aunque se sabe que fue contemporáneo de Pitágoras, lo que le sitúa en el siglo V a.C. Cabe la duda de si trató directamente al propio Pitágoras, y se le supone maestro de Heráclito de Éfeso. En cualquier caso, Hipaso se encuadra entre los filósofos pitagóricos. Posiblemente Hipaso lideró el movimiento de los acusmáticos, algo así como una facción escindida de los seguidores de Pitágoras. Existen diferentes versiones de su final. Se dice que Hipaso rompió la regla de silencio de la secta, revelando la existencia de los números irracionales. Por esta causa fue expulsado de la escuela, y los pitagóricos erigieron un túmulo con su nombre, significando de esta forma que para ellos estaba muerto. Otros quieren llegar aun más lejos, diciendo que sus condiscípulos lo asesinaron. Sin embargo otras versiones señalan que Hipaso se suicidó arrepentido de su indiscreción, o incluso que pereció víctima de un naufragio.


En cuanto a las aportaciones científicas de Hipaso, la más importante que se le atribuye es precisamente la del hallazgo de los números irracionales, que habría descubierto calculando la raíz de 2. También destacó en geometría, ostentando la paternidad del dodecaedro inscrito en una esfera. Por último fue un teórico de la música. Realizó importantes estudios sobre acústica y resonancia. Entre los escasos documentos atribuidos a Hipaso que han llegado hasta nosotros, existe la descripción de un experimento realizado con discos de bronce del mismo diámetro y diferente grosor, que producían una serie de escalas armónicas.

Los violinistas dan conciertos de violín antes de cenar. Los maleducados dan conciertos de sopa durante la cena.