Translate

martes, 28 de octubre de 2014

MANUEL ALONSO Y EL EMBRUJO DE SAN JUAN

Manuel Alonso Pacheco, nació en San Juan de Puerto Rico en 1822. Hijo de españoles, su padre, un oficial gallego destinado en la colonia, le transmitió su carácter apasionado, y su madre, ceutí de origen y puertorriqueña de vocación, el amor por aquella tierra. Su juventud transcurrió entre la isla y España, donde completó sus estudios de medicina. De vuelta en Puerto Rico, ejerció como médico en San Juan, Gurabo y Caguas, en cuyo asilo de beneficencia trabajó, convirtiéndose en su director en 1871. Manuel compatibilizó su profesión médica con su afición literaria, hasta el punto de ser considerado por la crítica el principal exponente del Romanticismo caribeño.


En 1849 se publicó en Madrid su obra El Gíbaro, un monumento de la literatura puertorriqueña, y uno de los principales exponentes del costumbrismo en lengua española. Otras de sus colecciones de cuentos y relatos breves están recogidas en Aguinaldo puertorriqueño, Álbum puertorriqueño y Cuadro de costumbres de la isla de Puerto Rico, que además de ser leídas con avidez por el público isleño, alcanzaron también en España un éxito considerable. Biblioteca Bigotini ofrece a sus lectores una versión digital de uno de sus relatos breves más populares: Perico Paciencia. En él se aprecia de manera singular el delicioso estilo de su autor. Un aroma que nos sumerge en aquella densa atmósfera del Caribe colonial que habría de truncarse tan bruscamente en el ocaso imperial y finisecular del 98. Haced clic en la portada y deleitaos con su fineza. Si por añadidura tenéis a mano un buen traguito de ron de caña que empape un puñado de hielo picado, pues miel sobre hojuelas.

En un museo de La Habana hay dos calaveras de Cristóbal Colón: una de cuando era niño y otra de cuando se hizo hombre. Mark Twain.