Translate

martes, 17 de marzo de 2015

NO TE ENROLLES, CHARLES BOYER



A los morenitos del sur de Europa los franceses suelen parecernos un poco engreídos. Los alemanes desconfían de ellos. Los británicos los tienen por unos cursis redomados. Sin embargo, por algún extraño motivo, los americanos admiran profundamente a los franceses. Para un granjero de Oklahoma, un empleado de Baltimore o un vendedor de coches de Porland, los franceses representan la quintaesencia de lo glamoroso y de lo chic. Pues bien, este Charles Boyer, un francés más bien bajito, que hablaba inglés aggastragndo las egges, fue para millones de espectadores de costa a costa, la más genuina representación de la elegancia francesa. Su mirada tierna y lánguida de galán, a los ojos de hoy acaso un poco trasnochado, supo enamorar a las espectadoras americanas que abarrotaron las salas de proyección en los treinta y los primeros cuarenta.

El blog del profe os invita a visualizar una versión doblada al castellano de Tú y yo (Love Affair), una comedia romántica de la RKO de 1939 (año extraordinariamente pródigo en grandes películas), escrita, producida y dirigida por el genial Leo McCarey, y coprotagonizada por Irene Dunne, una de las estrellas más cotizadas de aquellos años. Haced clic en el poster y rendíos al encanto sutil de esta historia de amor y de sus enamorados protagonistas.

Próxima entrega: Don Ameche