Translate

lunes, 27 de abril de 2015

EDWARD G. ROBINSON O EL TRIUNFO DEL TALENTO



Este judeo-americano bajito y feo, encarnó a la perfección el tipo de gangster que popularizaron las películas del género negro con que Hollywood inundó las salas de cine en los años treinta. A Edward G. Róbinson le ayudó su acento levemente extranjero, pero sobre todo, su condición de grandísimo actor.
Pasada la moda del cine de gangsters, y consolidado su prestigio en la industria, Robinson demostró su enorme talento en papeles de lo más variado. Títulos como La mujer del cuadro o Perversidad, dan testimonio de ello.

Como pequeña muestra os ofrecemos el enlace para visionar el film La casa roja, una producción de la United de 1947, con guión y dirección de Delmer Daves. La versión está restaurada y doblada al español. Además del magisterio de Edward G. Robinson, la película cuenta con la presencia de Judith Anderson, que recordaréis como la malvada ama de llaves de Rebeca. Haced clic en la carátula y disfrutad de este clásico y de la magnífica interpretación de su protagonista.

Próxima entrega: Fay Wray