Translate

domingo, 19 de julio de 2015

LEO McCAREY, UN TIPO CON OFICIO



Cuando los hermanos Marx estaban a punto de rodar Sopa de ganso, que había sido su mayor éxito en los escenarios de Broadway, Harpo, el más avispado para los negocios de ellos, fue a ver a los jefes de la Paramount y les exigió: en la silla del director quiero a Leo McCarey. Y es que el californiano era en aquellos años el mago de las comedias. Nadie como él era capaz de sacar petróleo de hasta el último secundario, y todo lo que tocaba se convertía en oro. McCarey resolvía con oficio lo mismo una comedia romántica que una locura como la de los Marx. No se le resistían ni las taquillas ni los públicos, y en los treinta fue el auténtico número uno de la dirección.
Filmoteca Bigotini tiene hoy el orgullo de rescatar del olvido una vieja película de Leo McCarey: La vía láctea, una producción de 1936 de la Paramount, firma que contaba en exclusiva con sus servicios, protagonizada por Harold Lloyd en el declive de su carrera. La trama no puede ser más simple. Harold es un lechero que accidentalmente deja fuera de combate a todo un campeón de boxeo. La noticia se infla como un globo en los diarios sensacionalistas, y el pobre lechero acaba en los cuadriláteros pasando los apuros que se pueden suponer. Haced clic en la carátula y disponeos a pasar un rato divertido con las cómicas tribulaciones de Harold Lloyd y la magistral dirección de Leo McCarey. Que aproveche.

Próxima entrega: Jean Arthur