Translate

lunes, 10 de agosto de 2015

JEAN ARTHUR, ETERNAMENTE JOVEN



Había que ser muy buena para ser la favorita de Frank Capra, uno de los mejores directores de actrices de la historia cinematográfica. Jean Arthur lo era sin ninguna duda. Durante la década de los treinta esta cómica magnífica protagonizó algunas de las mejores películas. Fue inolvidable formando pareja con el joven Gary Cooper o con Jimmy Stewart, su caballero sin espada. En aquellas escenas corales de Capra, tan aficionado a recrear en la pantalla las redacciones de los diarios, Jean Arthur irrumpía como un torbellino con su melenita rubia y su determinación dibujada en el rostro. Arthur representó el espíritu de la joven democracia americana. Un símbolo para el mundo.
Lástima que no supo o no pudo envejecer bien. La Jean Arthur de los cuarenta no se adaptó a los papeles de heroína dramática que le propusieron. Simplemente cumplió en su rol de madre prendada del forastero en Raíces profundas, un filme construido alrededor de la figura emergente de Alan Ladd.
En esta entrega os brindamos el enlace para visionar un montaje musical sobre secuencias de esta leyenda del cine. Haced clic sobre la ilustración y recrearos un par de minutos con la eternamente joven Jean Arthur.

Próxima entrega: Jean Harlow