Translate

sábado, 9 de enero de 2016

ARISTÓFANES, EL PADRE DE LA SÁTIRA


Aristófanes fue un ateniense nacido en 444 y fallecido en 385 a.C., a quien se considera el comediógrafo griego que cultivó con mayor acierto y talento el género cómico. Podemos considerarlo también el padre de la sátira, que ejerció de manera mordaz y por momentos feroz.
Su devenir biográfico, del que desconocemos muchos extremos, discurrió durante las Guerras del Peloponeso, la época de mayor esplendor del apogeo ateniense tanto político como cultural. Aquella edad de oro, que también conocemos como el siglo de Pericles, dio al mundo grandes artistas, filósofos e intelectuales, entre ellos el propio Sócrates, a quien se tiene por el fundador de la escuela filosófica clásica.

Precisamente Aristófanes se burló de Sócrates en su obra Las Nubes. Y es que nuestro comediógrafo, en el terreno ideológico, fue lo que se dice un personaje ultraconservador, enemigo acérrimo de todo lo que se apartara de la ortodoxia religiosa o filosófica.
Fue un autor prolífico. Aunque tenemos noticia de muchas otras obras de Aristófanes, e incluso existen referencias a sus títulos y a su contenido, sólo han llegado completas hasta nosotros once de ellas: Los acarnienses, Los caballeros, Las nubes, Las avispas, La paz, Las aves, Lisístrata, Las Tesmoforias, Las ranas, Las asambleistas y Pluto. Todas ellas se atienen al esquema del teatro tradicional griego clásico, con una estructura en la que alternan el diálogo de los personajes y el canto de los coros. Salvando las oportunas distancias, serían lo más parecido a lo que ahora llamaríamos comedias musicales.


Aristófanes puso sobre las tablas algunos personajes inolvidables. Acaso el más emblemático sea el de Lisístrata, una mujer fuerte y rebelde, que puede considerarse como el más lúcido antecedente del feminismo. Biblioteca Bigotini tiene el placer de ofreceros una espléndida versión digital de su obra Las avispas, quizá la que ilustra de forma más certera el estilo y el humor de Aristófanes. La obra fue presentada a concurso durante las fiestas Leneas de 422 a.C., obteniendo el primer premio por aclamación. Se centra en la crítica inmisericorde al político ateniense Cleón, uno de los blancos preferidos de las sátiras de Aristófanes. Los personajes principales son Filocleón (el amigo de Cleón) y su hijo Bdelicleón (el que odia a Cleón). Para impedir que su hijo forme parte de un tribunal, el padre lo deja encerrado en casa, pero el hijo consigue evadirse gracias a un subterfugio que satiriza de forma jocosa el episodio de La Odisea en el que Ulises escapa de la cueva del cíclope Polifemo. Haced clic sobre la ilustración y deleitaos con el humor de esta deliciosa y graciosísima comedia. Que la disfrutéis.

Para hacer reír al público sólo necesito un parque, una chica guapa y un policía. Charles Chaplin.