Translate

martes, 15 de noviembre de 2016

JAN SWAMMERDAM, EL PADRE DE LA ENTOMOLOGÍA


Nacido en Amsterdam en 1637, Jan Swammerdam, un holandés singular, dedicó su vida al estudio de la anatomía de los que en su época eran los últimos seres vivos en la escala biológica. En efecto, en el siglo XVII no se tenía noticia de ningún microorganismo, por lo que los insectos y los invertebrados en general, eran los bichos más insignificantes que se conocían. Anatomista y zoólogo, Jan Swammerdam no se quedó en las meras descripciones anatómicas, sino que profundizó tambien en la observación de las costumbres, las formas de apareamiento y otras particularidades anatómicas de los artrópodos. Esto lo convierte también en pionero de la etología, puesto que sus notas y observaciones, realizadas de forma minuciosa, han servido de guía a biólogos y especialistas en zoología de invertebrados de los siglos posteriores.


No tuvo más remedio Swammerdam que construirse sus propios microscopios. La óptica era en el XVII una disciplina aun muy poco desarrollada, por lo que podemos considerar al holandes también un adelantado en ese campo. Las obras de Jan Swammerdam se consideran hoy en día clásicas. Las más destacadas son su Historia general de los animales que carecen de sangre, y su Libro de la naturaleza, subtitulado Historia de los insectos. El estudio de los insectos y sus observaciones sobre las metamorfosis que sufren durante su crecimiento y desarrollo, llevó a Swammerdam a interesarse también por los anfibios, pues encontró, sobre todo en las ranas y otros batracios, grandes analogías y similitudes en lo relativo a las fases embrionarias y juveniles.

También se interesó Swammerdam por la embriología comparada, y a él se deben las primeras observaciones sobre la similitud de las diferentes especies en sus primeras etapas embrionarias, algo que siglos después ha sido confirmado por la biología. En cuanto a su biografía, Jan Swammerdam fue hombre de costumbres retraídas que rehuyó siempre el trato social, hasta el punto de que no se conocen retratos suyos de los que se tenga certeza de autenticidad. El que presentamos encabezando este artículo es uno que suele atribuírsele, y se realizó en el XIX a partir de uno de los personajes que aparecen en el cuadro La lección de anatomía de Rembrandt. Fallecido en su Amsterdam natal en 1680, Swammerdam pasará a la historia de la ciencia como el padre de la entomología.

He oído hablar tan bien de tí, que creía que estabas muerto.