Translate

viernes, 3 de febrero de 2017

T.S. SULLIVANT, EL GRAN DIBUJANTE DE ANIMALES


Thomas Starling Sullivant nació en Columbus, Ohio, en 1854. Su padre fue un botánico de origen alemán que gozaba de una cómoda posición económica, así que el joven Thomas se educó en los mejores colegios. Interesado desde muy niño por el arte, marchó a formarse primero a Europa, ingresando a su regreso en la Academia de Bellas Artes de Filadelfia.
Adquirió muy pronto su singular estilo satírico, y comenzó a publicar sus dibujos en semanarios de humor como Puck, Harper's Weekly, Texas Siffimgs o la prestigiosa revista Life. En esta primera etapa publicó un libro bellamente editado, que con el título de Godey's Lady's Book, alcanzó gran popularidad. En 1904 fichó por Judge, una publicación humorística del célebre magnate de la prensa William Randolph Hearst, donde continuó publicando su obra hasta su fallecimiento acaecido en 1926.

Sullivant nunca ocultó su admiración por Charles Dana Gibson, a quien dedicamos un reciente recuerdo en este mismo blog. El estilo de Sullivant ha sido y sigue siendo imitado por humoristas e ilustradores de diferentes épocas. Fue ante todo un grandísimo dibujante de animales, cuyas anatomías estudió detenidamente, para deformarlos después y conseguir unos extraordinarios efectos cómicos. Su serie sobre el Jardín del Edén y la época prehistórica es absolutamente genial.

El estilo de nuestro protagonista de hoy bien pudiera calificarse como precursor de la animación. Thomas Sullivant ha influido en muchos grandes artistas que le sucedieron. Acaso su más reconocible influencia puede encontrarse en Walt Kelly, el creador de Pogo. No obstante, muchos otros han bebido en las caudalosas fuentes de su arte. Seguro que recordáis el gracioso baile de los hipopótamos y los avestruces de Fantasía de Disney. Decidme si no es patente en el corto la influencia de Sullivant.
Os dejamos aquí una selección, necesariamente breve, de la obra de este genial ilustrador. Disfrutadla.